Recorrido - Perfil


  • Haciendo la Ruta
  • Mapa
  • Perfil
  • Mide
  • Fotos:  "I RUTA ALFONSO XIII" 2017

HACIENDO LA RUTA



Año tras año, conmemorando la visita que Alfonso XIII realizó a las Hurdes en 1922, los hurdanos recorren parte del camino que dicho Monarca realizó por estas tierras. Según algunos cronistas el rey cuando visitó las Hurdes debió recorrer en torno a 200 kilómetros. El lector no debe asustarse puesto que, de todos los kilómetros que recorrió el rey Alfonso XIII, se han elegido concretamente 24 Km, los últimos que el monarca realizó en su viaje, antes de proseguir hacia La Alberca. Este sendero se homologó en el año 2012 como PR-CC212 Sendero de Alfonso XIII.

Dicho recorrido es el que transcurre desde Casares de las Hurdes a la alquería de Las Mestas, perteneciente al municipio de Ladrillar. En el trascurso de dicha senda se visitarán los siguientes pueblos y alquerías: Casares de las Hurdes, Riomalo de Arriba, Ladrillar, Cabezo y Las Mestas. Todas ellas situadas al norte de nuestra comarca.

Al realizar esta ruta los senderistas encontraran una sociedad muy diferente a la que en su día encontraron el Monarca y sus acompañantes y que se reflejó en libros y periódicos de la época (ABC, El Liberal …), pero pueden estar seguros de que disfrutaran, al igual que ellos, de unos paisajes de ensueño para deleite de sus sentidos.

Nuestro camino en esta ocasión lo comenzaremos en Las Mestas, este primer tramo son 7 km que transcurren por una pista forestal hasta llegar a Cabezo, (Es aquí donde comienza la ruta corta de 19 Km)  siendo este tramo uno de los más complicados por la altitud que hay que superar. Caminaremos entre pinos, jaras, brezos, madroñeras y retamas dejándonos embriagar por el relajante sonido del viento entre ellos. Continuamos subiendo, situándonos por debajo del Risco Gordo, atravesaremos un mar de piedras e iremos avanzando a pesar de la dureza, observando el Pico de la Cotorra, ascendemos en torno a los 1000 metros y seguimos subiendo zigzagueando entre encinares. Comenzamos la bajada, un poco más adelante nos encontraremos con el merendero llamado La silla del Corro, lugar apropiado para hacer un receso y disfrutar de las vistas. Continuando nuestro camino  comenzaremos a divisar el pueblo de Ladrillar, nuestro próximo objetivo.

Llegamos a Ladrillar, cruzamos el pueblo y allí comenzamos un relajado paseo por la senda que trascurre paralela al curso del río Ladrillar. En este tramo podremos disfrutar de la vegetación de la ribera y de los cultivos locales, dispuestos en paredones, según la jerga hurdana. Mientras caminamos el agua irá fluyendo… el caminante avanza hacia su objetivo ¡Que sosiego! Seguimos la senda y en pocos minutos  y sin darnos cuenta  llegamos a Riomalo de Arriba.  Al salir nos encontraremos una maravillosa fuente, en la que el senderista, podrá tomar un trago de agua fresca de la sierra y así aminorar el cansancio y eliminar su sed. Desde esta fuente, podemos apreciar los tejados de pizarra y observaremos la típica arquitectura hurdana, las casas hechas de piedra, a veces sin más hueco  que la puerta de entrada, con forma circular también llamadas tortugas, estampa tan conocida y típica de Las Hurdes.  Al mismo tiempo, disfrutará de las vistas que le ofrece dicha alquería. Después de este momento de relajación y disfrute de los sentidos, nos marcamos un nuevo objetivo, el Mirador de Las Carrascas. Para ello comenzaremos de nuevo nuestro ascenso entre vegetación, monte bajo y castaños pudiendo encontrar agua en el camino. Es importante observar las madroñeras centenarias que se hallan en este tramo. 

El esfuerzo realizado ha sido importante, pero ha merecido la pena. Nos encontramos en el  Mirador de Las Carrascas, que está a 1200 metros de altitud. podremos disfrutar de unas maravillosas vistas de Casares de Las Hurdes, la Sierra de la Corredera y los valles del Río Hurdano y del Río Ladrillar, con sus impresionantes bancales o terrazas y a la vista de ellos nos viene a la memoria la frase de Miguel de Unamuno… “Si en todas las partes del mundo los hombres son hijos de la tierra, en Las Hurdes la tierra es hija de los hombres”. 

Nos tomaremos un pequeño descanso y respiraremos a pleno pulmón el aire con aroma a pino, brezo, jara…  olor suave, fresco, agradable, con toques a madera, mientras el sentido de la vista disfruta de ese paisaje de montañas con perfiles suaves, redondeados, que poco a poco se desvanecen en esos ríos. Lugar idóneo para la toma de fotografías. 

Comenzamos la bajada hacia nuestro siguiente objetivo Carabusino (alquería de Casares de Las Hurdes). La naturaleza ayudará a continuar el camino entre pinos, jaras y brezos, atravesaremos el pueblo y ya emprendemos nuestra última bajada que nos llevara a Casares de las Hurdes.

 Exhaustos, pero gozosos por la meta conseguida, llegamos a la Plaza del Pueblo donde nos esperan sus gentes para poder disfrutar de un rato agradable de danzas, bailes regionales,  tamborileros degustaciones de productos típicos y una comida entre amigos. 
   
Quedará en nuestra retina el maravilloso paisaje, las sensaciones vividas y el buen trato de sus gentes.


MAPA







PERFIL





MIDE












FOTOS I RUTA 2017








ASOCIACIÓN DE MUJERES 
"EL CANCHAL"












Fotos de:

Pedro Iglesias Dominguez
Ganador del concurso de fotografía 2017





































Miguel Lopez Bueno

2º premio 2017





Paco Ma Ba

3 premio 2017








No hay comentarios:

Publicar un comentario